Esclar, un microcorto minimalista

Rodamos Esclar en una sala vacía de Astillero, un local de coworking situado en un sótano del barrio de Poble Sec (Barcelona), a lo largo de una de las últimas tardes de verano. Tras la cámara: ocho personas, horas de maquillaje, una tabla de planchar, ocho manos recolocando libros, seis ojos en el visor, papeles arrugados, diálogos cruzados y ensaladas. En pantalla: dos sillas, dos rostros, pocas frases, un libro y un cuadro en blanco. Cinco horas intensas de rodaje y todo el tiempo del mundo para muchas más de preparativos y montaje han dado como resultado dos minutos justos de metraje en blanco y negro, mínimo y sencillo. Una complejidad colectiva y esforzada al servicio de la más clara simplicidad.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacto

info@circulobipolar.com